Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

La Biblioteca Asturiana del Padre Patac declarada Bien de Interés Cultural

Votos

(Total de votos recibidos 268)

(Puntuación 3,05)

Padre Patac
El Consejo de Gobierno del Principado aprobó el 17 de octubre el decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural a esta gran colección bibliográfica de temática asturiana.

La creación de la biblioteca del Colegio de La Inmaculada de Gijón, depositada en la biblioteca pública Jovellanos de Gijón, se remonta a 1964 cuando el centro educativo impulsó la colección a iniciativa del Padre José María Patac de las Traviesas.

Desde sus inicios la selección de libros se orientó hacia aquellos que tuvieran alguna relación con Asturias por su temática o autor lo que pronto dio lugar a la constitución de una sección asturiana dentro de la general del colegio.

En 1969 la biblioteca asturiana contaba ya con 4.000 volúmenes, aparte de una buena colección de periódicos con el fin de constituir una hemeroteca, y también se inició entonces la creación de un fichero fotográfico sobre monumentos, edificios, etnografía y otras temáticas asturianas, formándose una colección de manuscritos y de copias de originales existentes en otros archivos.

En el momento de su traslado a la biblioteca pública Jovellanos de Gijón, en 1992, la colección contaba con 8.500 libros, 6.000 folletos, 820 mapas, además de otros materiales especiales.

Hasta su fallecimiento en 2002, el padre Patac continuó trabajando el proyecto desde un despacho que tenía habilitado en la biblioteca Jovellanos y, tras su muerte, la colección ha seguido creciendo gracias a donaciones de instituciones y particulares y por las adquisiciones que se realizan en librerías de viejo y de ocasión a cargo de un presupuesto anual del Ayuntamiento de Gijón.

En la actualidad la biblioteca está constituida por documentos de muy variada tipología que van desde monografías a folletos, publicaciones periódicas, recortes de periódicos, mapas, fotografías, microfichas, dibujos, caricaturas o diapositivas, muchos de ellos en su suporte original y otros en forma de copias.

La biblioteca conserva, en buena medida, la ordenación que le dio el Padre Patac y todavía son reconocibles las diferentes secciones de la disposición original como las de genealogía y heráldica, la dedicada a Jovellanos, la de autores asturianos, la ordenada por concejos (especialmente Gijón) y la de publicaciones periódicas.

Su importancia radica, según el Gobierno, en su valor de conjunto para el patrimonio cultural asturiano y en su papel en la preservación de documentos anteriores a la obligación del Depósito Legal.

También dispone de algunos ejemplares de considerable valor bibliográfico como un cartulario flamenco del siglo XVI (del que sólo existe otro ejemplar en España, en la Biblioteca Nacional); una edición de 1762 de "La historia natural y médica del Principado de Asturias", de Gaspar Casal, y otra de 1695 de "Antigüedades y cosas memorables del Principado de Asturias", de Luis Alfonso de Carvallo.

(EFE)