Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El Pawpaw, un arbolillo de origen americano, fructifica por primera vez en el Botánico.

Votos

(Total de votos recibidos 120)

(Puntuación 3,08)

PAWPAW
Desde su plantación en el Jardín hace 10 años, es la primera vez que Asimina triloba, pequeño árbol más conocido como Pawpaw, muestra sus frutos en la colección de Frutales del Nuevo Mundo.
El Pawpaw es un pequeño árbol continental procedente del sureste de EEUU. Aunque está categorizado como tropical, su gran resistencia al frío permite su cultivo en Europa, donde se ha introducido recientemente. Es la única especie perteneciente a la familia de las Anonáceas (familia de angiospermas del orden Magnoliales) que vive fuera de los climas tropicales.

En primavera comienzan a brotar sus características flores púrpuras, compuestas por tres sépalos verdes y 6 pétalos de color púrpura en dos niveles, las cuales, dan paso a los frutos comestibles, de color amarillento o verdoso, que maduran a principios de otoño pasando a tener un color marrón oscuro.

Su fruto es parecido, en forma y tamaño, al mango y se suele presentar en racimo. Presenta una fina capa externa, una capa carnosa cremosa y numerosas semillas, las cuales son venenosas. El sabor del fruto es parecido al del plátano guineo, pero más dulce; si bien esto depende de las variedades, pues algunas presentan un sabor similar al del mango. Se consumen con frecuencia crudos, en helados y empanadas.

Este verano, por fin, los visitantes del Botánico podrán comprobar en directo los raros y curiosos frutos de esta planta ubicada en la colección de Frutales del Nuevo Mundo de la Factoría Vegetal.