Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Premiada la labor investigadora del Jardín Botánico Atlántico

Votos

(Total de votos recibidos 129)

(Puntuación 2,59)

Banco de semillas
Una tesis doctoral y un trabajo fin de Máster, vinculados a proyectos de investigación y conservación del Equipo Científico del Botánico, figuran entre los galardones que concede la Universidad de Oviedo en 2015.
La Universidad de Oviedo hará entrega de sus Premios Extraordinarios el viernes 29 de enero por la mañana, en un acto solemne que tendrá lugar en el Paraninfo de la Universidad, con motivo de su festividad de Santo Tomás de Aquino.

Entre los galardonados de 2015 se encuentran dos estudiantes vinculados al Equipo científico (Universidad de Oviedo) del Botánico, fruto de sus proyectos de investigación y conservación asociados al Banco de Germoplasma del Jardín.

Así, el Premio Extraordinario de Doctorado de la Universidad de Oviedo, por la rama de Ciencias, ha sido para Eduardo Fernández Pascual, por su Tesis Doctoral "Biología de la germinación y conservación de plantas vasculares en turberas neutrobasófilas de la Cordillera Cantábrica", desarrollada en el laboratorio del Banco de Germoplasma del Jardín Botánico Atlántico de Gijón y dirigida por los Doctores Tomás Emilio Díaz González (Director Científico del Botánico) y Borja Jiménez-Alfaro. El joven investigador, formado en el Jardín Botánico, trabaja actualmente en el Millenium Seed Bank (Kew) de Londres, contratado con un programa posdoctoral (programa Clarín) del Gobierno del Principado de Asturias. En 2015, Eduardo Fernández continúo su colaboración con el Botánico, durante el desarrollo de la Escuela de Verano del Proyecto europeo NASSTEC.

El otro galardón ha sido para el trabajo fin de Máster (TFM) "Restauración ecológica de sistemas dunares: "Biología de semillas y desarrollo de protocolos de cultivo" de Adrian Pérez Arcoiza, desarrollado también en el Banco de Germoplasma del Botánico, y cuyos tutores han sido Eduardo Fernández Pascual y Tomás E. Díaz. El estudiante completó sus prácticas en la Banca del Germoplasma della Sardegna (BGSar), en Italia, con quien el Botánico de Gijón colabora de forma habitual. Durante las mismas aprendió a realizar análisis morfocolorimétricos de semillas, con la idea de poner a punto esta técnica en el Banco de Germoplasma del Jardín Botánico Atlántico. Este trabajo, además, está integrado en el marco general del Proyecto Europeo LIFE ARCOS, liderado por el Jardín Botánico/Universidad de Oviedo y actualmente en marcha, que incluye medidas encaminadas a mejorar el estado de conservación de diez ecosistemas dunares de la costa cantábrica, repartidos entre Asturias, Cantabria y País Vasco.

Algunas de las especies de turberas y de dunas, de cuyas semillas se han hecho ensayos y protocolos de germinación y cultivo, en el marco de ambos proyectos, se han incorporado a las colecciones de planta viva del Botánico: la colección de de plantas endémicas, raras y amenazadas, y las colecciones que representan los hábitats de turberas y de dunas, todas ellas presentes en el área temática dedicada al Entorno Cantábrico.

Imagen: neveras en el Banco de Germoplasma del Jardín Botánico
Palabras clave Botánico