Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Biología de la conservación

 

Prioridades de conservación

El estudio de la distribución, historia natural y ecología de las especies endémicas, raras y amenazadas permite identificar prioridades de conservación en el ámbito biogeográfico más próximo y en áreas de especial interés como el Parque Nacional de los Picos de Europa, el Parque Natural de Somiedo o la Reserva de Muniellos. Para ello se realizan proyectos coordinados con otras instituciones del norte peninsular, a través de la Red Cantábrica de Conservación Vegetal, grupo de trabajo integrado en la Sociedad Española de Biología de la Conservación de Plantas (SEBCP).

 

Cambio Global

Las implicaciones del cambio climático o de la transformación del territorio en la diversidad vegetal del norte peninsular son líneas de investigación que se trabajan gracias  a la finación de proyectos en diferentes convocatorias de conservación y de investigación. Los principales objetivos de estos estudios se basan en los ecosistemas y especies vegetales más amenazados, principalmente en hábitats de alta montaña, turberas y zonas costeras.

 

Conservación de semillas

La ciencia de la conservación de semillas es una disciplina básica para el estudio de la biología de plantas vasculares y el desarrollo de planes de recuperación o conservación. A través de la infraestructura del Banco de Germoplasma Vegetal (BGV), el Jardín Botánico desarrolla una línea de investigación sobre biología y conservación de semillas de especies de interés para la conservación, principalmente plantas amenazadas y estructurales de hábitats amenazados.

El BGV se creó en el año 2004, gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de Gijón, el Gobierno del Principado de Asturias y la Universidad de Oviedo.

¿POR QUÉ EXISTE EL BGVPA?

La actividad del BGV es parte del Programa de Conservación del Jardín Botánico Atlántico, desarrollado en el marco del Convenio sobre Diversidad Biológica de Biodiversidad (CBD), la Estrategia Mundial para la Conservación de las plantas (GSPC) y la Estrategia Europea la Conservación Vegetal (ESPC). Siguiendo estas iniciativas el BGV se centran en la conservación del 60% de la flora amenazada. Los esfuerzos de conservación ex situ se desarrollan en común al estudio in situ de las poblaciones.

¿QUÉ CONSERVA EL BGV? Las prioridades del BGV son la flora amenazada, protegida y endémica de Asturias. Un sistema de clasificación a distintas escalas fue configurado para definir los taxones prioritarios para la conservación.Las infraestructuras del BGV son compartidas con otras regiones o países que carecen de banco de germoplasma, siguiendo las directrices del ABS sistema para el acceso e intercambio de beneficios. Actualmente el BGVPA es miembro de la red española para la conservación ex situ de la flora (REDBAG) y de la Red Cantábrica para la Conservación de la Flora

¿CÓMO SE  CONSERVA EN EL BGV? Las fases de conservación del BGV incluyen planificación, recolección y procesado de las muestras. La deshidratación es el sistema principal para la conservación ex situ de las semillas, que son almacenadas en contenedores especiales, con el 3- 6 % de HR y 18ºC. Actualmente, más de 800 accesiones de semillas están conservadas en el BGV.